El último telegrama belga

“Uno de los últimos operadores de telegramas del mundo está de luto por la muerte del servicio, tras anunciarse en Bélgica que llegó a su final”, informa el diario The Telegraph (obviamente) y explica que –muy irónicamente– la noticia fue divulgada por Proximus, la compañía de telecomunicaciones estatal belga, a través de un… tuit. “Proximus termina con el telegrama tras 171 años ofreciendo un eficiente y leal servicio-punto”, rezaba el mensaje del 12 de diciembre, dando tiempo hasta el pasado 29 para que nostálgicos lo utilizaran por vez última. Aunque sea difícil imaginar que muchos se hubieran hecho eco: después de todo, apenas 8 mil telegramas se enviaron entre enero y noviembre de 2017. Ínfimo número de considerar cómo, 35 años atrás, se entregaban a razón de 1,5 millón… Aún más lastimoso es curioso dato: que el fin de la era (telegráfica) estuvo marcada por modesta celebración para los apenas ¡cinco! operadores que se encargaban de los envíos a lo largo y ancho de la mentada nación.

Vía:diario Página/12

Anuncios

El buque ruso Yantar y las especulaciones sobre los cables submarinos

El buque ruso Yantar, que tiene en firme retirarse de aguas argentinas y abandonar la búsqueda del submarino San Juan, es considerado un buque espía con especial énfasis en los cables submarinos. La capacidad tecnológica de la nave ha dado lugar a toda clase de especulación sobre su accionar, siempre en sentido negativo para las potencias occidentales. Pese a que ninguna puede dar fe de no haber espiado a los restantes países, se hace recaer sobre el Yantar la sospecha de intervenir sobre los cables submarinos de las telecomunicaciones, robando información, cortando cables para interrumpir las comunicaciones o bloqueando el acceso a las mismas.

Vía: BBCMundo

Trasladan las torres de telefonía celular en Güemes por casos de cáncer

La justicia salteña dispuso el traslado de las antenas de telefonía celular ubicadas en la localidad salteña de General Güemes, ubicada en el noroeste de la Argentina, debido a 78 muertes por casos de cáncer que los vecinos afectados y el gobierno local relacionan con el funcionamiento de dichas antenas. La medida, que surgió en 2010 con la sanción de una ordenanza municipal que dispuso el traslado de todas las torres a una zona no urbana. La medida fue resistida por la empresa Telecom, poseedora de la principal antena, y luego de varias instancias judiciales la Corte Suprema reconoció la legalidad de la norma e hizo lugar a la medida.

Por ello, las autoridades locales comenzaron con  los trámites para el traslado de las antenas. Los familiares y vecinos de las victimas promovieron las medidas hasta lograr  el dictamen definitivo de la Corte.

Vía: INFoGei