h1

El Reino Unido prepara un control masivo de las comunicaciones

6 octubre, 2008

Los políticos del Reino Unido estudian la creación de un plan de vigilancia masiva de las comunicaciones de sus ciudadanos, con una enorme base de datos donde se almacenarían todas sus llamadas, correos electrónicos y hábitos de Internet.

El Reino Unido es el país que cuenta con más cámaras de vigilancia en la vía pública. En los últimos años se ha creado una red compuesta por más de cuatro millones de cámaras, con el objetivo de reducir los índices de delincuencia. Aunque parece que el plan está lejos de ser eficaz: en Londres, sólo el 3% de los casos de robo fueron resueltos con ayuda de los ojos electrónicos. La razón principal es la falta de personal cualificado para procesar todas las imágenes que se reciben.

Aún así, parece que esta iniciativa no es suficiente para controlar las actividades de los británicos. Los políticos del Reino Unido estudian ahora la creación de un plan para monitorizar todas sus llamadas, correos electrónicos y actividades en Internet, según cuenta el diario The Times.

El objetivo del plan, según explica el Home Office, no es otro que el de garantizar la seguridad del país, interceptando y anticipándose a posibles mensajes o comunicaciones entre terroristas. Aunque una vez más, este objetivo deberá llevarse a cabo a costa de la intimidad de millones de ciudadanos.

A este plan se destinaría una cantidad de 12.000 millones de libras (más de 15.500 millones de euros), y exigiría la construcción de una colosal central de datos donde se almacenaría la información. Según el diario, el gobierno ya ha dedicado 1.000 millones de libras (1.290 millones de euros) a la primera fase del plan.

Los operadores de telefonía e Internet tienen la obligación de guardar las comunicaciones de sus usuarios durante un periodo limitado de tiempo, transcurrido el cual se destruyen. Si las autoridades se lo reclaman, deben entregar esas comunicaciones. El año pasado hubo más de medio millón de peticiones de este tipo.

Por eso, las autoridades británicas argumentan la necesidad de contar con una base de datos centralizada en el que todos los mensajes, de todos los operadores y sin límite de tiempo, queden almacenados, para poder establecer así conexiones y vínculos entre ellos.

Pero otro de los problemas será conseguir realmente extraer alguna información útil de esos datos, dada su enorme magnitud. Por ejemplo, el año pasado se enviaron en el Reino Unido 57.000 millones de mensajes de texto, o 1.800 cada segundo. En el país hay 18 millones de conexiones de banda ancha, y se envían 35.000 correos electrónicos cada segundo.

Vía Baquía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: