Archive for 21 octubre 2008

h1

Una Casa de Telégrafo

21 octubre, 2008

Hay numerosas casas utilizadas como oficinas de telégrafo, o de conexión de cable submarino, que fueron abandonadas algunas y restauradas como museo otras. Esta está en España, en una de las islas de Tenerife.

Se puede hallar en Casa del Telégrafo

Anuncios
h1

Argentina tendrá un lanzador de satélites

20 octubre, 2008

Si todo sigue según lo planificado, a fines de 2012 la Argentina podrá ingresar en el selecto club de países que disponen de vehículos espaciales propios. Para esa fecha está previsto el lanzamiento del Tronador II, vehículo de unos 20 metros de alto (como un edificio de 6 pisos) que puede transportar una carga útil de 200 kg a 500 km de altura.

A diferencia de ensayos de hace 15 años (durante los experimentos del misil Cóndor, desactivado en 1993), usará combustible líquido, que permite encendidos y apagados durante el vuelo que hacen más precisa la programación de las órbitas en el espacio.

El desarrollo se está haciendo íntegramente en el país y está en manos de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), que coordina el trabajo de numerosas instituciones del sistema científico nacional, entre las que se cuentan el Centro de Investigaciones Opticas y el Instituto de Radioastronomía (ambos del Conicet), el Instituto Balseiro, el Instituto Universitario Aeronáutico de Córdoba y el Grupo de Ensayos Mecánicos y Ambientales de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Plata.

Ya se cumplieron exitosamente dos etapas del programa Tronador. En mayo de 2007 se lanzó un cohete de prueba, más pequeño, desde Puerto Belgrano, a 30 kilómetros de Bahía Blanca. Y otro algo más grande, el Tronador Ib, se lanzó en mayo de este año.

La base de lanzamiento del cohete definitivo estaría en la provincia de Buenos Aires.

“Es un desarrollo complejo, son cosas difíciles, pero hasta ahora todo va de acuerdo con lo previsto. Estamos muy contentos.”

Desde los Estados Unidos, donde acababa de llegar ayer por la tarde, el doctor Conrado Varotto, presidente de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), se refería de este modo al Tronador II, primer lanzador de satélites argentino que la Comisión Nacional de Actividades Espaciales desarrolla íntegramente en el país.

Este fin de semana, se conoció que la fecha de lanzamiento propuesta para este vehículo espacial está prevista para 2012. En este momento, los países que cuentan con lanzadores propios son los Estados Unidos, Rusia, Ucrania, Japón, China, la India, y la Unión Europea.

“En la actualidad, el alquiler de un lanzador orbital para colocar un satélite en el espacio ronda la cifra de 12 millones de dólares, según el tipo de satélite. El desarrollo completo del Tronador II requerirá una inversión aproximada de cuatro millones de dólares”, explicó el licenciado José Astigueta, responsable científico del proyecto Inyector Satelital de Cargas Utiles y Livianas (Iscul) de la Conae, durante uno de los talleres del Programa de Comunicación Pública de la Ciencia de Córdoba, consigna la Agencia CyTA-Instituto Leloir.

De acuerdo con Astigueta, la meta que se han propuesto los científicos argentinos es fabricar un cohete de 20 metros de longitud, de 30 toneladas de peso, con capacidad para colocar un satélite de hasta 200 kilos de peso a una altura de 500 kilómetros. En el momento del despegue, tendrá una velocidad de 7900 metros por segundo.

El Proyecto Tronador consiste en el desarrollo de un inyector satelital basado en un motor de combustible líquido. “Es la primera vez que la Argentina está comenzando a desarrollar motores líquidos”, indicó el científico de la Conae. Ese tipo de combustible, inútil para el uso militar, permite manejar con máxima precisión y economía el encendido y el apagado del motor del vehículo a fin de orientarlo adecuadamente para la puesta en órbita del satélite.

Navegación controlada

“El motor sólido es como una cañita voladora, una vez que se enciende no se puede apagar. Un cohete de combustible líquido permite encendidos y apagados, lo que lo hace más preciso para programar órbitas en el espacio”, subrayó Astigueta.

La fabricación y el ensayo del motor están bajo la responsabilidad de la Conae, con la colaboración del Centro Atómico Bariloche. “El proyecto se está haciendo con fondos nacionales y recursos humanos jóvenes y muy especializados. Esta iniciativa abre la posibilidad de crear una nueva generación de científicos para que se queden en el país desarrollando alta tecnología”, afirmó Astigueta.

En el diseño y en la construcción del Tronador II participan también el Centro de Investigaciones Opticas del Conicet-CIC, el Instituto Balseiro en el Centro Atómico Bariloche (CAB-CNEA), el Instituto Universitario Aeronáutico de Córdoba y el Grupo de Ensayos Mecánicos y Ambientales de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, así como el Instituto Argentino de Radioastronomía del Conicet.

El Tronador II será un vehículo de trayectoria controlada para lo que dispondrá de los correspondientes sistemas de navegación, de guiado y control, diseñados y construidos en el país.

“La idea de este lanzador está dentro de un concepto muy moderno en la actividad espacial, que es la arquitectura segmentada ?cuenta Varotto?. Es una nueva concepción en la colocación en órbita de satélites, que admite la posibilidad de que se les incorporen nuevos instrumentos, se les reemplacen partes o que funcionen en conjunto, en clusters. La gran ventaja es que tiene mucha flexibilidad: si uno necesita un instrumento muy especial en órbita, puede llevarlo y ponerlo a trabajar en conjunto con lo que ya está. Eso con la estructura monolítica tradicional es difícil.”

Y enseguida agrega: “Lo más importante es que precisamos vehículos de estas características. Estamos desarrollando el tipo de lanzador que el plan espacial nacional necesita”.

Según explica Varotto, por el tipo de órbita conveniente para la Argentina, la polar, el probable lugar de lanzamiento del Tronador II debería estar en algún lugar de la provincia de Buenos Aires. “En el Sur también hay algunos lugares posibles”, agrega.

Vía La Nación

h1

Brasil creará su propio gigante de la telefonía

17 octubre, 2008

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) aprobó este viernes una reformulación de las normativas de concesión de servicios públicos, para permitir la creación de un gigante de telefonía mediante la compra de Brasil Telecom por parte de Oi.

Pese a que el texto aún tendrá que ser analizado por el Consejo Consultivo de la propia Anatel para luego ser elevado al Ministerio de Comunicaciones, previo a su sanción por el presidente Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, las dos empresas ya habían anunciado en abril pasado haber llegado a un acuerdo para cerrar el negocio.
Por el entendimiento, Oi habría pactado pagar 5.860 millones de reales (unos 3.500 millones de dólares en ese momento) por Brasil Telecom.

Con ello, surgiría en Brasil una empresa gigante, llamada ‘Súper Tele’ por los analistas, que tendría el control del 78% de los servicios de telefonía fija en todo el país.

No obstante, cuando Oi y Brasil Telecom se pusieron de acuerdo la normativa vigente de telecomunicaciones impedía el negocio, y por ello fue necesario que Anatel modificase su plan de concesiones, con apoyo del Gobierno y del Congreso.
Oi, cuyas acciones pertenecen a inversores brasileños, fondos de pensión y al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), explota la telefonía fija en el noroeste, norte, noreste y sureste de Brasil y la fusión reforzará su liderazgo en ese sector.

Brasil Telecom es el operador de telefonía fija del norte, centro-oeste y sur del país. Entre sus principales accionistas se contaba el grupo estadounidense Citicorp, que se desligó de la empresa durante las negociaciones con Oi que se desarrollaron desde enero pasado.

La empresa fusionada tendrá 22,2 millones de clientes, sobre un total nacional de 34,83 millones, según estadísticas del sitio de telecomunicaciones Teleco.

Vía Empresasnews

h1

Carlos Slim domina el mercado mexicano de telecomunicaciones

17 octubre, 2008

Las empresas monopólicas más importantes de México son propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, quien domina el mercado de las telecomunicaciones, en especial el de la telefonía fija y móvil.

Según estudios realizados, el empresario ha sido investigado por las autoridades mexicanas en diversas ocasiones por prácticas monopólicas, como dueño de las empresas Teléfonos de México (Telmex) y América Móvil.

Esta última empresa registró en los últimos cinco años un crecimiento desmesurado, hasta convertirse en la mayor de América Latina con una penetración en telefonía celular del 56,8 por ciento en los países de esa región donde opera.

El monopolio de Slim encabeza el mercado de la telefonía móvil en buena parte de los países latinoamericanos y en 2006 cerró con casi 125 millones de clientes celulares.

El caso más reciente contra Slim fue el registrado en noviembre de 2007, cuando la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) inició dos nuevas investigaciones sobre esas dos empresas por presunto dominio de mercado.

En México, la Cofeco es el organismo regulador antimonopolios creado para eliminar u ordenar las distorsiones que ocurren en las economías orientadas al libre mercado.

En 2001, la Cofeco declaró de manera oficial como “jugador dominante” en varios sectores del mercado mexicano de las telecomunicaciones a la compañía Telmex.

Sin embargo, después de un prolongado procedimiento judicial, un juzgado dictaminó que no existían suficientes argumentos de prueba al respecto, con lo que el poder monopólico de Slim continuó en franca expansión.

Desde ese año, el presidente de la Cofeco, Eduardo Pérez Motta, anunció que el organismo a su cargo realizaría una investigación en el sector de la telefonía fija y otra en el mercado de la telefonía móvil.

Pero es sabido entre periodistas mexicanos de economía y finanzas que los resultados de esas supuestas investigaciones no se han conocido hasta ahora, por lo que están en el aire las actuaciones de las compañías de Slim.

Al poderío de las dos firmas más importantes de Slim se adiciona el consorcio español Telefónica, que hace un papel de balance en la distribución del mercado de la telefonía celular y fija en México.

En el documento “Modelos de privatización y desarrollo de la competencia en las telecomunicaciones de Centroamérica y México”, la Comisión Económica para América Latina (Cepal) recomienda que los países de la región establezcan medidas tendientes a proteger la competencia.

Según la misma fuente, es necesario acotar las barreras de entrada de monopolios mediante acciones de desregulación y vigilancia de las interconexiones de redes, así como de otros comportamientos anticompetitivos.

Otro caso en México de monopolio es el que representa el consorcio Televisa, que en el país cuenta con cuatro canales comerciales de televisión abierta, varios canales de TV cerrada, decenas de radiodifusoras y decenas de revistas, en su mayoría de espectáculos con los que mantiene los “ratings” de sus programas y artistas.

No obstante su poderío acaparador de medios de comunicación, información y de entretenimiento, una empresa filial de Televisa presentó el 9 de octubre una denuncia contra la institución de asistencia pública Pronósticos Deportivos (Prode) por incurrir en presuntas prácticas monopólicas.

La Cofeco inició en días pasados una investigación para determinar si en la distribución y comercialización de boletos para juegos de apuestas y sorteos Prode se haya desplazado ilegalmente a algún competidor.

Según el Banco Nacional de México, entre los bancos sólo seis instituciones dominan el mercado: BBVA Bancomer, Banorte, Banamex, Santander, HSBC y Scotiabank concentran el 82,6 por ciento de los activos de la banca, 78 por ciento de las sucursales y más del 90 por ciento de los cajeros y terminales punto de venta.

En el sector público de México, las principales empresas estatales monopólicas son Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad con su empresa Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

En materia de agua, el gobierno federal controla la distribución del vital líquido mediante la Comisión Nacional del Agua, que establece diferentes cuotas en sus diferentes usos, como el industrial, el comercial, el doméstico y el agropecuario.

Así, el control de los monopolios en el país no es nada riguroso y los trámites para impulsarlos y consolidarlos están a la orden del día.

Vía Argenpress

h1

La Ley de Radiodifusión no va a ser sancionada este año

6 octubre, 2008

Tanto legisladores oficialistas como opositores reconocen que no hay margen para que la reforma a la norma que rige el funcionamiento de los medios sea aprobada antes del cierre del período legislativo. La controversia que desató su debate en el Congreso y los efectos aún vigentes de la derogación de la Resolución 125 motivaron el estancamiento.

Por Gabriel Ziblat

Las dificultades del oficialismo en el Congreso para realinear la tropa luego del cimbronazo que significó el conflicto con el campo, están por provocar la primera víctima: el proyecto de reforma de la denominada Ley de Radiodifusión.Gran parte de las fuentes consultadas por PERFIL, en su mayoría del oficialismo, coincidieron en señalar que es altamente improbable que el proyecto se llegue a tratar este año, como aspiraba el oficialismo, básicamente porque consideran que “no es el momento apropiado”.

La idea de modificar la Ley de Radiodifusión, una norma que viene de la última dictadura, fue anunciada por el interventor del Comfer, Gabriel Mariotto, en abril, a poco de asumir. “La madre de todas las batallas es una nueva Ley de Radiodifusión”, decía en ese entonces. Meses después, en medio del conflicto con el campo, el Gobierno lo anunciaba con bombos y platillos. Pero ahora la situación parece haber cambiado para el oficialismo. “No estamos en condiciones de ingresar en otra batalla, y menos en una en donde llevamos todas las de perder”, confesó a PERFIL una alta fuente del oficialismo que habla seguido con el matrimonio presidencial.

Para la diputada radical Silvana Giudici, presidenta de la comisión de Libertad de Expresión, el anuncio era “para apurar a los medios durante el conflicto, fue como una advertencia, un amedrentamiento”. “Me parece increíble que estemos en nada, dijeron que venía el proyecto en julio, agosto, septiembre y ahora me parece que no hay voluntad de tratarlo”, agregó.

Luego de la votación de la Resolución 125, las posturas comenzaron a cambiar, y ya se escuchaba hablar de que se podía llegar a enviar “un proyecto light”. Ahora, un influyente diputado del bloque kirchnerista le reconoció a PERFIL: “Yo no creo que venga este año”. “Sería tener de nuevo a Clarín, La Nación y muchos grupos de radio en contra, y no es el momento. Es conveniente dar un amplio debate”, agregó, con un dejo de ironía. Otra fuente de la cúpula del bloque, que también prefirió la reserva, aseguró que “no hay indicios de que el proyecto se vaya a tratar este año”. Desde la oficina del titular del bloque oficialista, Agustín Rossi, fueron bien claros: “A nosotros no nos mandaron ningún proyecto y no tenemos ninguna información”.

El mismo Mariotto decidió sacarle un pie del acelerador al proyecto. Hace dos semanas se presentó ante las comisiones de Comunicación y Libertad de Expresión de Diputados. Allí se le preguntó dos veces cuándo iban a enviar la norma al Congreso. Primero no contestó, y ante la insistencia sentenció: “Primero hay que definir la norma digital”.

En similar sentido se expresó el jefe de Gabinete, Sergio Massa, en las respuestas por escrito que entregó el miércoles en la Cámara baja. Ante una pregunta de Miguel Bonasso, respondió: “El envío del proyecto se realizará una vez definidos los aspectos técnicos incorporados en el anteproyecto”. Además, citó una respuesta que dio Cristina de Kirchner en la conferencia de prensa del 5 de agosto: “Habrá un proceso de discusión y debate con todos los actores involucrados”.

Desde la oposición, el jefe del bloque de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, criticó que luego del anuncio “el tema no ha estado más en la agenda parlamentaria”. “Pareciera que hubo premura en el anuncio, y que ahora se dilató”, agregó.

Un avance forzado

*Julio 2006: Kirchner presentó en el Congreso un proyecto para modificar la Ley de Radiodifusión.

*Abril 2008: Mariotto, aliado de Albistur, asumió como interventor del Comfer con el mandato de elaborar una nueva ley. Cristina se reunió con CGT, CTA, universidades y productores independientes.

*Septiembre 2008: Mariotto se presentó en la Cámara de Diputados. Evadió respuestas y desaceleró el impulso de la nueva ley.

*Octubre 2008: Sergio Massa expresó en el Congreso que debe haber un proceso de discusión y debate con todos los actores involucrados.

Vía Perfil

h1

El Reino Unido prepara un control masivo de las comunicaciones

6 octubre, 2008

Los políticos del Reino Unido estudian la creación de un plan de vigilancia masiva de las comunicaciones de sus ciudadanos, con una enorme base de datos donde se almacenarían todas sus llamadas, correos electrónicos y hábitos de Internet.

El Reino Unido es el país que cuenta con más cámaras de vigilancia en la vía pública. En los últimos años se ha creado una red compuesta por más de cuatro millones de cámaras, con el objetivo de reducir los índices de delincuencia. Aunque parece que el plan está lejos de ser eficaz: en Londres, sólo el 3% de los casos de robo fueron resueltos con ayuda de los ojos electrónicos. La razón principal es la falta de personal cualificado para procesar todas las imágenes que se reciben.

Aún así, parece que esta iniciativa no es suficiente para controlar las actividades de los británicos. Los políticos del Reino Unido estudian ahora la creación de un plan para monitorizar todas sus llamadas, correos electrónicos y actividades en Internet, según cuenta el diario The Times.

El objetivo del plan, según explica el Home Office, no es otro que el de garantizar la seguridad del país, interceptando y anticipándose a posibles mensajes o comunicaciones entre terroristas. Aunque una vez más, este objetivo deberá llevarse a cabo a costa de la intimidad de millones de ciudadanos.

A este plan se destinaría una cantidad de 12.000 millones de libras (más de 15.500 millones de euros), y exigiría la construcción de una colosal central de datos donde se almacenaría la información. Según el diario, el gobierno ya ha dedicado 1.000 millones de libras (1.290 millones de euros) a la primera fase del plan.

Los operadores de telefonía e Internet tienen la obligación de guardar las comunicaciones de sus usuarios durante un periodo limitado de tiempo, transcurrido el cual se destruyen. Si las autoridades se lo reclaman, deben entregar esas comunicaciones. El año pasado hubo más de medio millón de peticiones de este tipo.

Por eso, las autoridades británicas argumentan la necesidad de contar con una base de datos centralizada en el que todos los mensajes, de todos los operadores y sin límite de tiempo, queden almacenados, para poder establecer así conexiones y vínculos entre ellos.

Pero otro de los problemas será conseguir realmente extraer alguna información útil de esos datos, dada su enorme magnitud. Por ejemplo, el año pasado se enviaron en el Reino Unido 57.000 millones de mensajes de texto, o 1.800 cada segundo. En el país hay 18 millones de conexiones de banda ancha, y se envían 35.000 correos electrónicos cada segundo.

Vía Baquía