Archive for 11 junio 2008

h1

Proyecto para derogar la “ley espía” en Argentina

11 junio, 2008
H.Cámara de Diputados de la Nación

PROYECTO DE LEY

Texto facilitado por los firmantes del proyecto. Debe tenerse en cuenta que solamente podrá ser tenido por auténtico el texto publicado en el respectivo Trámite Parlamentario, editado por la Imprenta del Congreso de la Nación.

Nº de Expediente
2458-D-2008
Trámite Parlamentario
49 (21/05/2008)
Sumario
TELECOMUNICACIONES, LEY 19798: DEROGACION DE SU MODIFICATORIA, LEY 25873 Y DEL DECRETO 1563/04 REGLAMENTARIO DE SUS ARTICULOS 45 BIS, TER Y QUATER.
Firmantes
GIUDICI, SILVANA MYRIAM – AZCOITI, PEDRO JOSE – BARAGIOLA, VILMA ROSANA – VEGA, JUAN CARLOS – CUSINATO, JOSE CESAR GUSTAVO – IGLESIAS, FERNANDO.
Giro a Comisiones
COMUNICACIONES E INFORMATICA.

El Senado y Cámara de Diputados,…

Art. 1 – Derógase la ley 25873, de fecha 17 de diciembre de 2003, publicada en el Boletín Oficial 30335 el 9 de febrero del 2004.

Art. 2 – Derógase el decreto reglamentario del Poder Ejecutivo Nacional 1563/04 publicado en el Boletín Oficial 30523 el 9 de noviembre de 2004, que reglamenta los artículos 45 bis, 45 ter. y 45 quater de la ley 19.798 y sus modificaciones.

Art. 3 – Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Señor presidente:

La ley 25873, publicada en el boletín oficial 30.335 el 9 de febrero del 2004, modificó la ley nacional de telecomunicaciones Nº 19.798, en relación con la responsabilidad de los prestadores respecto de la captación y derivación de comunicaciones para su observación remota por parte del Poder Judicial o Ministerio Público. El 9 de noviembre de 2004 el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 1563/04 publicado en el Boletín Oficial 30523, reglamenta los artículos 45 bis, 45 ter. y 45 quater de la ley 19.798 y sus modificaciones.

El Poder Ejecutivo Nacional el 22 de abril del 2005, a través del Decreto del 357/05, suspende la aplicación del Decreto 1563/04, en sus considerandos este decreto señalaba que “en esta instancia, razones que son de público conocimiento aconsejan suspender la aplicación del citado decreto, a los fines de permitir un nuevo análisis del tema y de las consecuencias que el mismo implica”.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández el 13 de abril del 2005, declaraba que “La sola posibilidad de que alguien pueda ver vulnerado su derecho a la intimidad es lo que nos hace retroceder para hacer una norma un poco más perfecta y discutirla con aquellos que quieran ofrecer alguna alternativa”, nada de eso ocurrió el decreto 357/05, solo suspende su aplicación, no lo deroga, por lo tanto sigue latente, escondido en la oscuridad, esperando el momento justo para su nueva aplicación.

Los integrantes de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, confirmaron la sentencia de la primera instancia que declaró inconstitucional los artículos 1º y 2º de la ley 25873 y su decreto reglamentario, 1563/04. La sentencia se basaba sobre dichas normas, por ser violatoria de los artículos 18º y 19º de la Constitución Nacional, que Indican que “El domicilio es inviolable, como también la correspondencia epistolar y los papeles privados; y una ley determinará en qué casos y con qué justificativos podrá procederse a su allanamiento y ocupación”, (art. 18º CN), “Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados”, (art. 19º CN).

En nuestro país los organismos de inteligencia tienen largo historial en espiar clandestinamente, más allá de las investigaciones judiciales que son la única vía de interceptar llamados, correspondencia o e mails privados, es cierto que la SIDE muchas veces, como en los últimos años ha sido descubierta interviniendo clandestinamente mails de periodistas, o teléfonos de dirigentes de la oposición, y hasta se descubrieron enlaces clandestinos sobre la central telefónica del congreso. Pudiendo citar por ejemplo, cuando en mayo del 2006, desconocidos

espiaron y robaron correos electrónicos del periodista de Clarín Daniel Santoro, y del juez federal Daniel Rafecas, quien está cargo de la causa, en que se investiga a dos serbios Trsic y Dragoslav Ilic, por el intento de contrabando de 171 kilos de cocaína a Europa en un operativo conocido como Viñas Blancas, en una clara violación al derecho a la correspondencia privada y al secreto profesional periodístico. De esa intromisión informática sacaron copias de mensajes electrónicos en que el juez responde al periodista preguntas “off the record”, para publicar con reserva de la fuente. Otro de los hechos graves sobre espías a periodistas, fueron los que sufrieron Luis Majul, Ernesto Tenembaum y Andrés Kliphan, quienes denunciaron que sus correos electrónicos habían sido violados por hackers y que sus claves habían sido también usurpadas.

Por lo tanto esta ley viene a complicar aún más, el ya complejo panorama de la inteligencia en la Argentina y de lo vulnerable que resulta el derecho a la intimidad y a preservación del ámbito personal. De seguir vigente esta ley, aún con la suspensión impuesta por el Poder Ejecutivo Nacional, se ponen en riesgo los derechos civiles y las garantías constitucionales que el estado debe garantizar.

La Declaración de los Derechos Humanos de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1948 establece en su art. 12º que “Nadie será objeto de ingerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales ingerencias o ataques”. Así como también están protegidos por la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (1948), en el Pacto sobre Derechos Civiles y Políticos aprobado en Asamblea de las Naciones Unidas (1966) y en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, suscripta en San José de Costa Rica el 22.11.69 y que fuera expresamente ratificada por el Estado argentino por ley 23.054 del 1de marzo del año 1984.

El art. 11º inc. 2 de dicha Convención establece que nadie puede ser objeto de ingerencias arbitrarias o abusivas en su vida privada, en la de su familia, domicilio o correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra o reputación; el inciso 3 del mismo artículo complementa la idea afirmando que toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra esas ingerencias o ataques. Estas normas son directamente operativas en nuestro sistema de derecho dado que los instrumentos internacionales respectivos revisten, luego de la reforma de 1994 a la Constitución, jerarquía constitucional conforme el art. 75º inc. 12 C.N.

Sr. Presidente adherimos categóricamente que el derecho a la intimidad de una persona, no puede ser invadidos por terceros, ya sean particulares o el propio Estado, ya que esta ley permite la interceptación de comunicaciones privadas, es decir, que el Estado, de seguir vigente la ley, puede a poder almacenar durante diez años las conversaciones telefónicas y el tránsito por el ciberespacio, Internet, correos electrónicos de todos los argentinos, para, eventualmente, poder usar esa información en investigaciones penales.

Por todo lo expuesto, Sr. Presidente es que solicitamos se apruebe el presente proyecto de ley.

h1

Grandes operadoras de Internet acuerdan bloquear páginas pedófilas

10 junio, 2008

Tres de los principales operadoras de Internet en Estados Unidos han sellado este martes un acuerdo para bloquear el acceso a páginas web con imágenes de abusos sexuales a menores. Las compañías -Verizon, Sprint y Time Warner- aportarán también más de un millón de dólares (646.000 euros) para luchar a favor de la erradicación de este tipo de contenido en Internet. El acuerdo ha partido de una iniciativa del fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, pero también tendrá efecto en el resto del país.

Esfuerzos anteriores para erradicar la pornografía de menores en Internet se habían encontrado con la oposición o la indiferencia de la industria. Las compañías de Internet argumentaban que ellas no podían ser responsables de la comunicación entre particulares en la Red.

Pero la propuesta de Cuomo representa un nuevo acercamiento a este problema. La fiscalía llevó a cabo una concienzuda investigación de ocho meses para localizar las IPS (el código numerico que identifica a cada usuario en Internet) sospechosas de albergar contenido pedófilo. Los agentes de la fiscalía se hicieron pasar por suscriptores y se quejaron a las operadoras por permitir imágenes de sexo explícito con menores. La fiscalía las amenazó con demandas por fraude y prácticas engañosas. Las compañías no tuvieron más remedio que aceptar lo que reclamaba la fiscalía, para evitar así acudir a los tribunales.

“La presencia de pornografía infantil en Internet es horrible y debe ser erradicada”, ha dicho Cuomo en un comunicado. “Estamos atacando este problema trabajando conjuntamente con los proveedores de Internet para asegurarnos que ellos no consienten este negocio inmoral”.

Vía El País

h1

Blender, software libre y gratuito para 3D

7 junio, 2008

Ayer mismo fue liberada una nueva versión de Blender, el software libre más usado en materia de animación y diseño en 3D. Se trata de la versión 2.46, la han llamado “The Bunny Release” y viene con un montón de mejoras en el rendimiento del programa y nuevas funcionalidades. Estas son sólo algunas novedades:


Nuevo sistema de partículas, completamente reescrito para mejorar el rendimiento y ofrecer más funcionalidades. Nuevo navegador de imágenes. Potente simulador de texturas de telas y ropa.
Simulaciones físicas en tiempo real. Importantes mejoras en los reflejos y sombras.
Pelo y pelaje (y derivados). Herramienta de deformación para personajes animados.
Mejoras de tiempos y eficiencia del renderizado. Importantes mejoras en texturas, movimientos, cuerpos, pieles…

En el wiki oficial de Blender mantienen una extensa colección de temas de soporte y documentación, un genial manual de usuario en español y muchos tutoriales y enlaces a recursos para la aplicación, por lo que es un sitio de obligada visita para todos los usuarios.

El programa, además de libre, es gratuito y multiplataforma, con los paquetes instaladores para GNU/Linux, Windows, Mac, Solaris y FreeBSD disponibles para descargar desde la sección de descargas de la página oficial.

Vía La Matrix

h1

Gran hermano Telekom

7 junio, 2008

El gigante de las telecomunicaciones alemán Deutsche Telekom es el centro de un escándalo mayúsculo por espiar a directivos y periodistas, entre 2005 y 2006, para identificar a quienes filtraban información a la prensa. La pregunta es: si se espía a sí mismo, ¿qué no podrá hacer con sus millones de usuarios?

El escándalo de espionaje de Deutsche Telekom (DT), el gigante alemán de las comunicaciones, arrastra a círculos cada vez más amplios y se remonta mucho más atrás de lo supuesto. Pone en evidencia el psicodrama de un consorcio que se debate entre fantasías de omnipotencia y paranoia. En medio de todo se halla el ex presidente del Consejo de Vigilancia Klaus Zumwinkel.

Ralph Kühn gerente de la empresa de asesoría e investigación de Berlín Network Deutschland GmbH, que organizó durante años las actuaciones de espionaje por encargo de DT con la ayuda de sus datos internos de conexiones de telefonía fija y móvil, no es más que una pequeña ruedecilla en un mecanismo imponente. Pero a veces pasa lo que pasa con estas ruedecillas: si de repente dejan de hacer su trabajo en silencio, si empiezan a hacer ruido, si incluso llegan a estallar, toda la máquina se para o se descontrola y no hace más que crujir y jadear. Esto suele llegar hasta los mandos y las conexiones superiores.

Desde que la semana pasada Der Spiegel revelara que Deutsche Telekom AG ordenaba espiar a gran escala a sus propias comisiones de vigilancia y a periodistas, únicamente para encontrar fugas en sus propias filas, el consorcio ex estatal de Bonn se ha visto sacudido por el peor escándalo de su historia.

Ralph Kühn, en medio de todo ello, y a la vez al margen, anda ahora vacilante. Ahora quiere explicarlo todo, por fin. Tiene que hacerlo. Oscila, incluso físicamente, de aquí para allá entre la actitud ofensiva y el trágame tierra. Tiene que protegerse, no, mejor exponerse. Quiere. No puede. Sí. No. Sí, pero no. Y continúa hablando como un torrente.

Una hora.

Dos horas.

Durante tres horas describe los negocios que realizó durante años para Deutsche Telekom y otras actuaciones de las que dice al menos haber oído. Son negocios e historias sucias que en parte están fuera de la legalidad.

Se trata de los primeros encargos, aparentemente inofensivos, de investigación en Europa del Este, hasta el topo que presuntamente infiltraron en la redacción de la revista de economía Capital. Son historias de un gusto por el acecho cada vez más acusado, más voraz.

Entretanto se puede percibir que los ataques del Gran Hermano Telekom eran incluso mucho más intensos de lo que se temía al comienzo. Es evidente que abarcaron un periodo más prolongado que de la primavera de 2005 a 2006, como hacían suponer las primeras informaciones obtenidas. También se hizo patente que estas operaciones se remontan a muchos años atrás, como es el caso del redactor del Financial Times Deutschland, que ya era espiadodurante el cambio de siglo, según parece, por ex colaboradores de la Stasi (policía secreta de la Alemania comunista) y por encargo de la compañía de asesoramiento de empresas Control Risks, que a su vez trabajaba para los de Bonn. Entretanto, la empresa ha entregado todos sus documentos a la fiscalía.

Por tanto, estamos ante el Telekomgate. El monolito color magenta no es una empresa privada cualquiera. El antiguo consorcio estatal sigue teniendo actualmente al Estado como gran accionista. Es en realidad la última participación digna de mención del Estado en la industria, junto con la de la empresa de ferrocarriles Deutsche Bahn. Por tanto, DT no deja de ser una cuestión política. Los pequeños inversores, así como los clientes, son votantes.

Precisamente la empresa que debía proteger el secreto de las telecomunicaciones y los datos de sus millones de clientes como nadie, durante años pasó por alto notoriamente y a gran escala con las leyes vigentes. La empresa fue y sigue siendo un símbolo. Alrededor de la mitad de los ciudadanos de Alemania es cliente de este gigante todopoderoso: pese a unas pérdidas relativamente grandes, el consorcio sigue teniendo en Alemania 31,1 millones de clientes de telefonía fija, 36 millones en el ámbito de la telefonía móvil, y administra 12,5 millones de conexiones a Internet de banda ancha. La otra mitad de la república ya se ha enfadado por lo menos alguna vez con la empresa.

Ya no se trata solamente de la violación del secreto postal y de telecomunicaciones y de vulneraciones de la ley federal de protección de datos, sino probablemente de malversaciones de patrimonios de empresas y violación de secretos. La fiscalía de Bonn ha solicitado asistencia administrativa a la Oficina Federal de Investigación Criminal.

Es probable que se crearan registros de los movimientos de las personas espiadas, asociados incluso a sus bancos de datos. El presidente del consejo directivo de Telekom, René Obermann, que ahora tiene que despejar las ruinas, quizá no lo supiera todo, pero sí más y hace más tiempo de lo que se dio a conocer originalmente.

Personas del entorno han informado de que los profesionales de la seguridad de Deutsche Telekom, Deutsche Post, Lufthansa y el grupo Daimler cultivaban una red informal y se reunían con regularidad. Según estos informes, Telekom, Post y Lufthansa habían recurrido temporalmente a la empresa Control Risks para los servicios de fisgoneo.

Al mismo tiempo surgen los primeros indicios de que el consorcio podría haber trasladado datos secretos a países vecinos para ser analizados. Y podemos preguntarnos: si DT no vacila en fisgonear a su propia gente, ¿cómo tratará entonces los datos de sus clientes?

Telekom ha catapultado el tema del espionaje a una dimensión verdaderamente distinta desde que hace dos sábados las agencias de noticias se hicieran con los primeros avisos del escándalo. Ya ese día compareció Obermann, el consejero delegado, ante las cámaras de televisión, visiblemente conmocionado. El domingo y el lunes se abalanzaron sobre la multinacional protectores de datos, editorialistas, asociaciones de periodistas y políticos.

Friedrich Apostel, el experimentado fiscal superior de Bonn, acostumbrado a llevar casos muy importantes, dirigió el esperado sumario y organizó en la propia recepción de Deutsche Telekom la primera conferencia de prensa. Entretanto, sus inspectores se dispersaron para registrar también siete viviendas.

Según el informe del fiscal, no sólo se está investigando al ex consejero delegado Kai-Uwe Ricke, al ex jefe del consejo de administración Klaus Zumwinkel y al espía privado de Berlín Kühn. Hay cinco acusados más, algunos de los cuales siguen trabajando para Telekom, que iniciaron las operaciones en la primavera de 2005.

El 20 de enero de 2005 apareció otra historia sobre DT en la revista Capital: la junta de administración hablaba de “escapes” en la multinacional. Supuestamente, algunos miembros de la junta estaban furiosos por las constantes indiscreciones, traiciones y filtraciones de información hacia la revista. Ese día se decidió “actuar contra ello de forma activa”, según recuerda el ex consejero delegado Ricke. Al principio reinó el diletantismo al más alto nivel: se hicieron pruebas, por ejemplo, con papel rojo. El que quisiera copiar actas originales de este tipo no obtendría más que hojas en negro. Asimismo se intentó descubrir a los traidores con marcas de agua especiales y marcas secretas. Además, probaron a repartir documentos falsificados para ver cuáles de ellos volvían a aparecer y dónde. Pero nada de eso surtió efecto, así que se creó la sección de seguridad interna.

Al principio se ocupaba principalmente, según creen los fiscales, de investigar las relaciones entre Wilhelm Wegner, el poderoso jefe del comité general de empresa de Deutsche Telekom, y el redactor de Capital Reinhard Kowalewsky, así como con otros representantes de los medios de comunicación. Wegner no ha hecho hasta el momento ninguna declaración pública respecto al caso.

La fiscalía está investigando entretanto si se enviaron y se analizaron datos de otras empresas alemanas, como por ejemplo las llamadas de teléfono desde otras redes de telefonía móvil que administra Telekom.

Las tres grandes (Vodafone, O2 y E-Plus) negaron rotundamente a finales de la semana pasada haber puesto a disposición del líder del mercado cualquier tipo de material de forma intencionada. Pero lo que las empresas no podían excluir del todo era que Deutsche Telekom lo hubiera conseguido por su cuenta.

Persiste la suposición de que Telekom había comprado a un trabajador de la revista Capital financiando sus ocasionales caprichos sexuales. La redacción de Capital se está investigando a sí misma. “Hasta ahora no sabemos con certeza si ha habido un topo ni cuándo”, relativiza Carsten Prudent, redactor jefe segundo de la revista. El acusado lo desmintió de forma creíble.

“Como jefe de Telekom jamás he encargado a un empleado espiar datos de conexiones. Durante el tiempo que he estado en el cargo tampoco he tenido nunca noticia de que se haya hecho nada semejante”, ha dicho Kai-Uwe Ricke. Hace dos semanas, por vez primera, “las investigaciones del Spiegel me hicieron reparar en que se había recurrido a prácticas ilegales de este tipo”.

¿No podría ser también que la camarilla de seguridad interna hubiera perdido los papeles en solitario?

El caso es que no resulta sorprendente, pero desde luego llama la atención cuántos responsables de seguridad de alto rango empleados en consorcios alemanes proceden de los servicios secretos, de la Oficina Federal de Protección de la Constitución o de las filas de la Policía Federal o de los länder.

Y esta omnipotente empresa, sin más freno que el que se imponga a sí mismo, sabe mucho de los ciudadanos alemanes. Conoce direcciones de empadronamiento, antecedentes penales, situaciones financieras. Cuando existen sospechas fundadas, instala micrófonos ocultos y cámaras y quiere que se le autorice a registrar secretamente ordenadores. El número de medidas de vigilancia de este tipo crece de año en año. En 2007, los investigadores pincharon 40.000 teléfonos en toda Alemania.

En la aldea global, los datos de las telecomunicaciones desempeñan un papel crucial. Para el Estado representan probablemente la herramienta más poderosa de todas las que ofrece la criminología moderna. Si uno quiere saber quién se ha puesto en contacto con quién y en qué momento, si uno desea enterarse de quién ha estado en un lugar determinado en un preciso momento, necesita ante todo una cosa: datos telefónicos.

Desde el 1 de enero, todos los ofertantes de servicios de telecomunicaciones del país deben grabar y conservar durante seis meses justamente esos datos de los que el gigante rosa ha abusado de manera sistemática, aparentemente en busca de vías de agua en su propia casa.

Así, la nueva ley auspiciada por la ministra de Justicia, Brigitte Zypries, exige a empresas como Deutsche Telekom, Arcor o Hansenet no sólo que graben quién ha telefoneado a quién y durante cuánto tiempo, es decir, los denominados datos de tráfico, sino que además, en el caso de las conversaciones con móviles y los SMS, hay que almacenar también el identificador internacional del abonado de telefonía móvil, la identificación del aparato e incluso la célula de radioemisión. El escándalo de espionaje en torno a DT podría suponer el inicio del fin de la ley.

La capacidad de vigilancia de este consorcio parece casi ilimitada. El propio Hans-Jürgen Knoke, jefe de seguridad de la empresa entre 1998 y 2004, admite que en su época ya había espías o agencias de detectives trabajando para el consorcio.

Aunque el Estado sigue teniendo una participación importante, ya no es el accionista mayoritario. La empresa inversora estadounidense Blackstone se sienta también en el consejo de administración con un paquete de acciones que ronda el 4,5%. Y los estadounidenses no están satisfechos. Ni con la evolución de las cotizaciones, ni con los titulares de los periódicos. “Aquí no va a quedar títere con cabeza”, comentaba un alto directivo en medio del ruido procedente de los despachos vecinos. Los fiscales vaciaban archivadores, estanterías y ordenadores.

Y en el ojo del huracán, Obermann, el presidente de la junta directiva.

Vía El País

h1

TeliaSonera rechaza oferta de France Télécom

6 junio, 2008

El operador histórico francés France Télécom confirmó ayer que ha hecho una “oferta indicativa” por la totalidad del escandinavo TeliaSonera de 56,22 coronas suecas (6,03 euros) por acción, lo que supone algo más de 27.000 millones de euros, que el grupo sueco-finlandés se apresuró a rechazar por considerar que “infravalora sustancialmente” su potencial.

La fusión supondría la creación de un gigante de las telecomunicaciones, el cuarto mundial por facturación, con 287 millones de clientes (237 millones ajustando la cifra con el porcentaje de propiedad en cada filial) y “posiciones de primer plano en 30 países y liderazgo en 21 mercados”, según el presidente del grupo francés, Didier Lombard. Ambos grupos están presentes en España a través de Orange y Yoigo.

La fusión sólo puede hacerse de forma “amistosa”, señaló Lombard, quitándole importancia al rechazo por parte de la dirección de TeliaSonera. La oferta de France Télécom consiste en el pago del 52% del capital en metálico y el canje del restante 48% de las acciones otorgando tres títulos de France Télécom por cada 11 de TeliaSonera, con una garantía en metálico por las primeras 500 acciones. Supone una prima del 25% sobre la cotización del pasado 15 de abril, cuando surgieron los primeros rumores sobre la operación. El operador francés cayó ayer un 5,1% en la Bolsa de París, mientras que el nórdico repuntó un 6,5%, quedando la acción en 6,14 euros, por encima de la ya devaluada oferta francesa.

France Télécom se ha dado dos semanas para intentar llegar a un acuerdo. Su presidente descartó ayer aumentar la oferta, pero apuntó la posibilidad de modificar otros “parámetros”. “Es sólo el comienzo”, dijo Lombard.

La oferta se produce en un momento en el que los grandes del sector han vuelto a salir de compras para garantizarse mercados cada vez mayores. Telefónica ha puesto un pie en Telecom Italia; y Deutsche Telekom, en la griega OTE. En el mercado se especula con la posibilidad de que la noruega Telenor entrase en la puja por TeliaSonera.

TeliaSonera nació en 2003 de la fusión de las operadoras públicas sueca y finlandesa. Ambos Estados conservan un paquete accionarial del 37,3% y el 13,7%, respectivamente. Estocolmo no esconde que desearía deshacerse de su participación. El presidente de la compañía, Tom von Weymarn, explicó ayer que, tras haber recurrido a “asesoramiento profesional”, “tanto el consejo como los asesores han determinado por unanimidad no apoyar la oferta indicativa porque infravalora sustancialmente el potencial de la compañía”.

Las negociaciones entre ambos grupos se iniciaron hace, al menos, dos meses. El pasado abril, el grupo francés reconoció que estaba dando “pasos exploratorios” para hacerse con el escandinavo. El director financiero de France Télécom, Gervais Pellissier, considera que la fusión de ambos grupos supondría “una ventaja competitiva significativa”. Según Pellissier, las sinergias que generaría la fusión podrían suponer en 2013 ahorros en torno al 1% de la cifra de negocios de ambas compañías.

La nota hecha pública por el operador escandinavo señala que no hará más comentarios sobre la oferta si no se producen acontecimientos que lo hagan necesario. “TeliaSonera es un sólido negocio con excelentes perspectivas de crecimiento”, añadió Weymarn. La compañía está valorada actualmente en unos 27.500 millones de euros y tiene una rentabilidad operativa del 27%, más del doble de la de Orange, que se sitúa en el 11%.

La fusión no eliminaría empleos, aseguró Pellissier, y menos en el caso de España, donde France Télécom tiene unos 3.400 asalariados y TeliaSonera, menos de cien, que, en su opinión, “se podrían integrar fácilmente”, afirmó el ejecutivo.

El grupo resultante de la fusión seguiría ocupando el tercer lugar entre los operadores de móviles en España, pero debería deshacerse de una de sus dos licencias o, cuando menos, renunciar a parte de sus frecuencias.

Vía El País

h1

Renace la industria del cable de fibra óptica

6 junio, 2008

Las operadoras de cable de fibra óptica, que habían paralizado las inversiones en nuevos despliegues submarinos después de la crisis de las telecomunicaciones de los años 90, anuncian ahora nuevos proyectos que supondrán una inversión de 7.000 millones de dólares en los próximos tres años. El sector está ahora más estabilizado y la demanda de banda ancha en el mundo no deja de crecer (a un ritmo del 50% anual), por lo que invertir en este momento parece tener sentido. Los nuevos despliegues afectarán sobre todo a zonas del mundo donde ha habido cierto déficit, como Oriente Medio, Asia y África. Así, dos de los proyectos más destacados son el cable que unirá China con Estados Unidos y el que lo hará entre Gran Bretaña e India.

Tras varios años en los que la inversión en infraestructuras de cable de fibra óptica submarino ha estado congelada, docenas de nuevos proyectos serán puestos de marcha en los próximos tres años, con un coste total de 7.000 millones de dólares, según datos de la firma de investigación de mercado TeleGeography. Esa cifra es muy probable que se quede corta, ya que hay otros proyectos de cableado submarino que están siendo estudiados.

Esta nueva fiebre inversora llega sólo unos cuantos años después del batacazo de las telecomunicaciones. A finales de los años 90, los gurús de Internet convencieron a los mercados financieros de que el tráfico de datos mundial se doblaría cada 100 días. Éstos pusieron sobre la mesa miles de millones de dólares para crear redes de fibra óptica globales. Sólo en 2001, operadores de red como Global Crossing gastaron cerca de 13.500 millones de dólares tendiendo cables bajo el mar. Evidentemente, cuando las previsiones de tráfico no se cumplieron, llegó la crisis.

El momento actual es bastante diferente, ya que las inversiones previstas, además de ser mucho menores, se fundamentan en previsiones y necesidades mucho más realista. Sobre todo la demanda está creciendo muy rápidamente debido al tráfico de música y video por Internet. Entre los años 2002 y 2007 la demanda internacional de banda ancha creció a un ritmo del 52% anual.

Pero la necesidad de más ancho de banda no es la única razón que impulsa estas inversiones, de hecho, menos de una cuarta parte de la fibra óptica que yace bajo el mar ha sido “encendida” o puesta a operar.

Cortes

Realmente, los operadores de red necesitan conexiones de back-up o rutas alternativas en caso de que algún cable se corte, cosa que ocurre con cierta frecuencia. Los últimos casos fueron muy llamativos. En febrero de este año, hasta cinco cables de fibra óptica submarina se vieron afectados por cortes en Oriente Medio. Los dos primeros cables afectaron las comunicaciones de Internet en India, Pakistán, Egipto, Qatar, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Barhrein. El tercero afectó a los Emiratos Árabes Unidos y Omán. El cuarto afectaba a Qatar y los Emiratos Árabes Unidos y el quinto afectó a Irán y Malasia.

Esos cortes fueron tan seguidos y localizados que incluso se llegó a hablar de sabotaje, a pesar de que casi todos las operadores de cableado submarino los lo descartaron.

Precisamente esta zona del mundo, junto a África, ha sido hasta ahora deficitaria en estas infraestructuras, y serán objeto de parte de las inversiones previstas en los próximos años. Otras zonas, como Asia, por ejemplo, son muy atractivas para los inversores porque los precios de la banda ancha son bastante elevados allí.

Proyectos emblemáticos

Así, China comenzó a finales del año pasado la construcción de un cable submarino de fibra óptica de 26.000 kilómetros que la unirá con los Estados Unidos. Este nuevo cable, llamado “Trans-Pacific Express (TPE)”, costará 500 millones de dólares y unirá la costa china con Taiwán, Corea del Sur y Estados Unidos (es la primera vez que un cable transpacífico no pasará por Japón).

El TPE evitará una zona al sur de Taiwán en la que son frecuentes los terremotos, y donde el último, en diciembre del 2006, cortó seis cables que unían China con el resto de Asia y Estados Unidos, lo que provocó un colapso de Internet en Asia que las operadores tardaron más de un mes en reparar.

Hace unos días, también se anunció otra fuerte inversión en Asia. Se trata de un cable que unirá Gran Bretaña con India. La inversión prevista es de 450 millones de euros para cubrir los 15.000 kilómetros que distan entre ambos países. La idea es que esté en funcionamiento en 2010 y que una en total trece países de tres continentes.

Según informa The Economist, la estructura de la industria está muchos más saneada que cuando se vivió el crack de los años 90. En contraste con el anterior “boom”, el peso de las inversiones no recae sólo en una empresa, sino en gigantes de las telecomunicaciones, para quienes el despliegue de fibra es sólo una pequeña parte de su negocio.

Aunque la demanda de banda ancha es muy fuerte, algunos analistas advierten que los beneficios pueden ser esquivos. Las operadoras van a hacer un gran esfuerzo inversor, pero la competencia es muy encarnizada y los consumidores finales están exigiendo ya una reducción del precio de conexión.


h1

Sancionan ley contra pornografía

4 junio, 2008

La Cámara de Diputados de la Argentina convirtió esta tarde en ley un proyecto que establece penas para los delitos informáticos como la publicación de pornografía infantil a través de internet y la violación de correos electrónicos.

Se trata de un proyecto, que contaba con sanción del Senado, que busca modificar el Código Penal, al incluir a las comunicaciones por internet como medio factible para cometer delitos contra la integridad sexual y la privacidad de las personas.

Tras un breve debate, la norma -que había sido modificada por el Senado- fue aprobada por unanimidad y con 185 votos favorables.

La iniciativa surgió hace dos años cuando un grupo de periodistas denunció que sus casillas de correo habían sido violadas y, luego de varias rondas de consultas, se elaboró un proyecto para castigar ese tipo de delitos, aún no contemplados por el Código Penal.

Al defender el proyecto, el kirchnerista Manuel Baladrón, titular de la comisión de Comunicaciones de la cámara baja, destacó la importancia del texto, al sostener que castiga los delitos que tengan que ver con pornografía infantil, violación de correspondencia y de correos electrónicos.

LAS PENAS. El proyecto establece penas de prisión de 15 días a 6 meses el que abriere o accediere indebidamente a una comunicación electrónica, una carta o un pliego cerrado, que no le esté dirigido.

En la misma pena incurrirá el que indebidamente interceptare o captare comunicaciones electrónicas o telecomunicaciones provenientes de cualquier sistema de carácter privado o de acceso restringido, y de 1 mes a un 1 año de prisión, si el autor además comunicare a otro o publicare el contenido de la carta, escrito, despacho o comunicación electrónica.

Finalmente, la norma fija multas de 1.500 a 100 mil pesos para quien hallándose en posesión de una correspondencia, una comunicación electrónica, un pliego cerrado, un despacho telegráfico, telefónico o de otra naturaleza, los publique indebidamente.

Por otro lado, la norma establece penas de 6 meses a 4 años de prisión a quien publique imágenes pornográficas de menores de dieciocho años y condena de un mes a 3 años de cárcel a quien suministre esos materiales a menores de 14 años.

El proyecto fija prisión de 4 meses a 2 años a quien tuviere en su poder imágenes de menores de 18 años con fines inequívocos de distribución o comercialización. Además de prisión de un mes a 3 años el que facilitare el acceso a espectáculos pornográficos o suministrare material pornográfico a menores de catorce 14 años.

En el caso que el hecho fuera cometido por un funcionario público que abusare de sus funciones, sufrirá además, inhabilitación especial por el doble del tiempo de la condena.

Vía Crítica