Archive for the ‘Telégrafo’ Category

h1

Los telégrafos se salvan del olvido

11 junio, 2011

Medida de protección. Una disposición de Patrimonio declara BIC las torres de telegrafía óptica de la línea Madrid-Valencia. Fueron construidas entre 1848 y 1849 para poner en marcha un servicio de mensajería rápida

F. F. REQUENA La dirección general de Patrimonio de la Conselleria de Cultura y Deportes ha dado de alta en el registro de Bienes de Interés Cultural las la torres de telegrafía óptica pertenecientes a la línea Madrid-Valencia, ubicadas en la provincia de Valencia, y ha remitido al Ministerio de Cultura una solicitud para que sean registradas también en el Inventario General del Patrimonio Histórico. Con esta medida la administración concede la máxima protección posible a estos edificios fortificados que a mediados del siglo XIX revolucionaron la comunicación postal entre la capital y la periferia del país.

Patrimonio ha remitido también a los Ayuntamientos de Villargordo del Cabriel, Fuenterrobles, Requena, Buñol, Chiva, Godelleta y Torrent una carta en la que advierte de la prohibición de realizar obras en los edificios o en la zona de afección. Así como la realización de un plan de protección que será supervisado y aprobado por la dirección general.
Fuera de esta medida de protección han quedado los telégrafos de la línea Valencia-Barcelona, con dos torres en la provincia de Valencia (el Puig y Sagunt) y cinco en Castelló (Almenara, Castelln, Benicàssim, Santa Magdalena de Pulpis y Vinarós).

Un mensaje en 30 minutos
A pesar que pronto fue sustituida por la telegrafía eléctrica, la óptica supuso una gran revolución en su tiempo. La línea Madrid-Valencia comenzó a construirse en 1848 y un año después entró en servicio permitiendo que un mensaje legara de la primera a la última torre en 30 minutos.
La línea estaba cubierta por 30 torres. La primera en el edificio de la Aduna en la Puerta del Sol de Madrid y la última en el convento de San Francisco de Valencia, ubicado en el centro de la Plaza del Ayuntamiento, hasta que fue derribado en 1891.
Las otras nueve torres restantes en la provincia de Valencia se encuentran en los términos municipales de los Ayuntamiento citados anteriormente; a razón de una por municipio, a excepción de Requena donde se construyeron tres por las dificultades orográficas del terreno.
Todos los telégrafos tienen las mismas características. Eran de planta cuadrangular de 6,15 metros de lado en la base y dos pisos que alcanzan una altura de 8,5 metros. Están fortificadas, las paredes tienen un grosor de 95 centímetros en la base. En la terraza estaba instalado todo el complejo sistema de señales, ahora desaparecido, que se accionaba desde la segunda planta y permitía la comunicación intantánea entre una torre y otra.

Vía Levante-EMV.com

h1

Abrirán el museo de telégrafo y máquina a vapor

9 octubre, 2010

Cuautla, Morelos.- El ayuntamiento de Cuautla busca recursos para convertir los patios de la antigua estación de ferrocarril en un gran atractivo de la Heroica, para lo cual se proyecta abrir el Museo del Telégrafo y el de la Máquina de Vapor, según informa el director de Turismo, Antonio Villalón Segui, quien manifestó serán museos de sitio, es decir, donde sucedieron los acontecimientos históricos que se presenten.

Uno de los objetivos de la administración del presidente, Luis Felipe Xavier Güemes, señaló el entrevistado, es que la heroica cuente con atractivos suficientes para que los turistas tengan interés por visitar la ciudad de Cuautla no sólo por el Balneario de Agua Hedionda y que en su mayoría llegan y se regresan a sus casas sin conocer algo más, simple y sencillamente porque Cuautla no cuenta con más atractivos.

Es por ello, que este Gobierno municipal busca recursos con el fin de poder consolidar el objetivo de la antigua estación ferrocarril que contiene el Museo José Maria Morelos l Pavón y que se tiene planeado por un lado, abrir el Museo del Telégrafo, donde los visitantes puedan conocer cómo se enviaban mensajes a través del sistema Morse y que todos estos aparatos en muchos de los casos, ya son de colección y que sería interesante para la gente conocer como operaba este sistema de comunicación.

Por otra parte y también en este espacio de la antigua estación del ferrocarril, se proyecta abrir el Museo del Ferrocarril, en donde la estrella principal es la Máquina de Vapor.

Sergio Bahena S.

Vía El Sol de Cuautla

Un comentario que hizo el director de Turismo, Antonio Villalón Segui, es que estos museos tendrán la característica de estar In Situ, es decir, que donde están ubicados sucedieron los hechos históricos y acontecimientos que harán aún más interesante este lugar.

Villalón Segui espera que en corto plazo se pueda contar con un gran atractivo para que la heroica pueda en consecuencia atraer más visitantes.

h1

El último telegrafista de Onoto

7 agosto, 2010

Víctor de Jesús Andrae relató su historia y parte de las anécdotas que vivió con la extinta profesión, con la que llevó mensajes a su pueblo

Por Alex Vallenilla

Cuando comenzó su oficio como telegrafista, en 1965, Víctor de Jesús Andrade, hoy con 72 años (2008), fue el primero en enterarse que Onoto, con apenas dos calles de tierra, sería asfaltado. El último telegrafista de la población del municipio Carvajal de Anzoátegui, es así, un patrimonio cultural de su pueblo.

No pudo comenzar su relato en calma, enseguida lágrimas muy gruesas, causadas por la emoción de ser un portador de historia, se conjugaron con un viaje al pasado, en que los recuerdos de un telegrafista, plagados de anécdotas, durante unos 30 años, hasta 1985, son el patrimonio inmaterial de la vida de un pueblo.

-¿Cuál de los mensajes que recibiste causó gran impacto en Onoto, en aquella época?

-Cuando informaron que Onoto tendría electricidad, también avisaron que serían asfaltadas las calles, que eran dos, muchas noticias llegaron por la oficina de Telégrafos de Barcelona y luego pasaban al Telégrafo de Cajigal, la compañía para la que trabajé se llamó Telégrafos Federales, del gobierno de aquel entonces, luego se llamó Ipostel.

-¿Era difícil aprender la clave Morse?

-Era lo que se usaba en la época, no fue fácil, pasé dos años aprendiendo, de hecho en Onoto yo era el único que la sabía, pude enseñar a uno de mis hijos.

-¿Tuviste muchas novedades como telegrafista?

-En una ocasión hubo un mitin político, yo estaba haciendo mi labor como de rutina, pero el radio transistor produjo interferencia al sonido del mitin, y me acusaron de saboteador, fue en las elecciones 1983, en un mitin copeyano, me asusté porque me señalaron y siempre manejando el telégrafo debía sobresalir la ética, no se debía usar para distorsionar los valores esenciales, de ser uno de los portadores de los mensajes del pueblo, mensajes oficiales y de familias. Yo siempre fui el primero en enterarme de todo.

-¿Cómo era el trabajo?

-Cuando llegaban los mensajes, yo debía descifrar el Morse, y luego con una máquina de escribir, los pasaba a papel. Había mensajes para maestros, familias, el presidente del consejo, el comandante de policía, para todos. Una vez un hombre envió un mensaje que decía: “Mi papá peló bolas”, anunciando la muerte de alguien, para mi fue difícil, porque ningún mensaje, debía cambiarse o interpretarse su contenido, pero yo no tenía la cara de llevar una carta así, a los familiares receptores, para anunciarles que había muerto un familiar de ellos, pero a la final tuve que hacerlo.

-¿Cómo fue el desempeño profesional?

-Muchos años dedicados, una grandísima responsabilidad, porque era una función pública muy interesante, pero hoy estoy muy decepcionado, después de tantos años de servicio, no gozo de seguro social, porque nunca aparecí cotizando, no sé que sucedió.

-Ahora hay teléfonos celulares e Internet, ¿Qué te parece el avance tecnológico?

-Los he visto, pero yo pasé tanto tiempo con mi telégrafo que incluso hoy lo conservo. Cuando implementaron los telegramas me pareció que, se perdía la ética, porque más de una persona se enteraba del mensaje, lo que se prestaba a chismes. Esos avances son buenos, por lo rápido que ahora se comunica la gente, pero saber la clave Morse también tiene sus ventajas, para eso no necesitas baterías ni conexiones complejas.

-¿Qué quisieras ahora, que ya no estás como telegrafista?

-Si me pudieran ayudar, me gustaría completar el aparato de Morse que tengo, para enseñar la clave a los jóvenes, hoy día esa clave debería saberla la gente, puede salvar la vida de alguien, en Onoto sólo mi hijo la sabe, y pasamos ratos golpeando cucharillas y objetos para comunicarnos, porque tengo una afección en las cuerdas vocales que no me permite hablar por mucho rato.

Víctor de Jesús, nacido en La Gregoriera de El Chaparro en Mc Gregor, hijo de agricultores, aprendió el oficio a los 17 años, en Aragua de Barcelona, asegura que la mejor noticia que recibió, fue la de haber sido nombrado como telegrafista titular en Onoto, luego de haber pasado un par de años como asistente, aprendiendo la clave Morse, el nombramiento lo recibió él mismo, por el telégrafo.

Vía Foco Selectivo

Ciudad de Onoto

h1

Celebraron su día los trabajadores telegrafistas

15 febrero, 2010

Redacción / El Sol de San Luis

San Luis Potosí, San Luis Potosí.- Los trabajadores telegrafistas festejaron su día, pese a que por el avance de la tecnología en las comunicaciones, es un servicio que poco a poco desaparece, pero aún así, hay cientos de comunidades en donde el teléfono, el celular y el internet todavía no llegan.

En un convivio sencillo y austero en las oficinas de Telégrafos, ubicadas en avenida Universidad, los trabajadores tuvieron la oportunidad de reunirse para celebrar esta fecha que coincidió con el día del Amor y la Amistad, además de disfrutar de las melodías que interpretó la Banda del Estado.

El telégrafo fue uno de los primeros inventos que utilizaron la energía eléctrica, descubierta por el inglés Guillermo Gilbert en 1600 y que permitió que los mensajes llegaran a lugares lejanos por medio de cables, y aunque es muy viejo, se sigue utilizando con todo éxito, a pesar de contar ahora con internet, redes satelitales, teléfonos, fax y otros medios de comunicación muy, pero muy avanzados.

Fue hasta 1915 que se pudo implantar la telegrafía múltiple que permitía el envío de ocho o más mensajes al mismo tiempo y poco a poco se fue ampliando la distancia para mandar y recibir mensajes, hasta que en los años veinte, el sistema telegráfico manual de Morse por medio de claves, se fue sustituyendo por métodos alámbricos e inalámbricos de transmisión por ondas.

En México, el telégrafo eléctrico magnético fue introducido durante por Porfirio Díaz y el 13 de noviembre de 1850 y se realizó una primera transmisión desde el Palacio Nacional al Palacio de Minería de la ciudad de México, la distancia ahora es muy corta pero en ese momento significaba mucho.

Por la importancia del telégrafo y en avance en otros inventos como el ferrocarril, en 1852 se abrió la primera compañía de telégrafos de México, por lo que el 14 de febrero se celebra el día del telegrafista, ese incansable personaje que en una armoniosa melodía, transmite noticias buenas y no tan buenas a muchísimas personas en cualquier rincón de México.

Vía El Sol de San Luís

h1

Abrirán el Museo del Ferrocarril y del Telégrafo

28 noviembre, 2009

En Iguala. El recinto también será parte de los festejos por el Bicentenario de la Independencia de México

JORGE MARTÍNEZ ( Corresponsal)

Iguala, 22 de noviembre. Con la finalidad de rescatar el pasado histórico y cultural –fundamental en la lucha armada de la Revolución mexicana de 1910–, este fin de semana se puso en marcha el Museo del Ferrocarril y del Telégrafo, en la vieja estación de esta ciudad.

Esta actividad también será parte de la celebración del Centenario de la Revolución y del Bicentenario de la Independencia. Asimismo, este recinto buscará ser un atractivo más en Iguala.

La estación del tren de ésta ciudad fue inaugurada por el entonces presidente de la República, Porfirio Díaz, en septiembre de 1898 y se asegura que esta línea ferroviaria era de aproximadamente 237 kilómetros desde el Distrito Federal hasta Iguala. El tramo se recorría en 10 horas, pasando por lugares interesantes como el Puente de la S, que recientemente fue devastado por un incendio, quemando casi la totalidad de durmientes de ese punto, que era un atractivo, por su altura de más de 40 metros.

En la actualidad, después de estar abandonado, en el lugar se observa la vieja locomotora, en la cual es notorio el saqueo. El recinto también presenta deterioro.

Ahí se puso en marcha la primera etapa del Museo del Ferrocarril y del Telégrafo, el cual busca forma parte del programa municipal para rescatar espacios históricos.

Será hasta la celebración del Centenario de la Revolución Mexicana cuando el museo esté terminado en su totalidad, mientras se exhiben en el lugar herramientas y artículos históricos de la época revolucionaria y fotografías históricas del ferrocarril.

El alcalde Raúl Tovar Tavera expresó que el ayuntamiento tiene el compromiso de rescatar estos terrenos y ya se encuentra en pláticas con Ferrocarriles Nacionales para obtener el sustento legal y dar continuidad a otros proyectos.

Vía La Jornada

h1

El día del Telegrafista en México

7 octubre, 2009

El primer telegrama fue transmitido de Nopalucan, Puebla, a la ciudad de México con el siguiente texto: “pasó correspondencia extraordinaria del Paquete Inglés”.

Puebla, Puebla.- El telégrafo fue el invento que revolucionó la forma de comunicación a distancia entre las personas.

Por la clave Morse, pasaron innumerables mensajes de los gobiernos liberales y conservadores, las noticias de la invasión francesa, el triunfo de los liberales, el curso de las guerras decimonónicas, los muchos pasajes de la revolución mexicana, el telegrama Zimmermann, la expropiación petrolera, entre otros.

La historia del telégrafo en México comenzó con Juan de la Granja, personaje de origen español, que fue el primero que estableció en la República Mexicana el telégrafo electromagnético.

El 7 de octubre de 1851 concluyó la instalación de la primera línea telegráfica en México, misma que fue inaugurada el 5 de noviembre de 1851, por Mariano Arista, Presidente de la República, acompañado por Juan de la Granja, como Gerente General de Telégrafos.

El primer telegrama fue transmitido de Nopalucan, Puebla, a la ciudad de México con el siguiente texto: “pasó correspondencia extraordinaria del Paquete Inglés”, de esta manera en la noche de ese mismo día se supo que llegaría un paquete al día siguiente por la mañana”

El telégrafo, desde su aparición, cobró notoriedad. Tanto el público usuario como el propio gobierno estaban satisfechos con sus promisorios servicios. Los elogios fluyeron desde el primer día: “Es de advertir que la mayor parte de los que han ido hasta hoy a servirse del telégrafo, no lo han hecho por satisfacer meras curiosidades, sino por tener noticias interesantes para sus negocios, para sus giros y para sus cálculos comerciales” comentó el diario “El Español” en noviembre de ese mismo año.

Los telegramas en clave Morse y la radiotelegrafía, las líneas tendidas y el cable submarino, convivieron más tarde con el telex y el teléfono.

Casi un siglo después, el telégrafo de las centrales y líneas telegráficas se sustituyó por centrales telex, redes de telefonía, sistemas de microondas, cables coaxiales y luego, por transmisiones vía satélite y por redes de teleinformática.

Vía Poblanerías

h1

Los restos de un telégrafo

21 septiembre, 2009

En mi visita a General Roca, Río Negro, recorrí la estación de ferrocarril, Fuerte General Roca. Por sus vías sólo transita un tren de carga y el servicio de pasajeros fue desmantelado, aunque se estima que en 2010 sería reestablecido.

Fuerte Roca1

Fuerte Roca2

Las oficinas de la estación están ocupadas por la dirección municipal de cultura, en la que atienden empleadas muy atentas, y allí pude observar un tablero con restos de instrumental que me parecían conocidos.

TelégrafoFuerte Roca

La empleada confirmó mis sospechas: eran restos del telégrafo ferroviario de Fuerte General Roca, un aparato histórico por muchos motivos. Allí están las fotografías de la estación, devenida en un anden de exposiciones de obras de arte, y el tablero del telégrafo en cuestión.

También en el centro de la ciudad existe el edificio de Correos y Telecomunicaciones (me llamó la atención que no dijera Correos y Telégrafos), inaugurado en 1945, en las esquinas de Tucumán y Roca.

CorreosyTelegrafosRoca

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 148 seguidores